Reacciones

Una de las tareas más complicadas de ser Director de Juego es presentar consecuencias que sean medianamente realistas. Sobre todo cuando las consecuencias o reacciones tienen que venir de PNJs. Vamos, por lo menos para mí, que me falta una buena dosis de sentido común para ponerme en el pellejo de cualquier ser humano de la calle.

Por ejemplo, ¿cómo reaccionaría un grupo de  personas de la calle ante la presencia de alguien que enarbola un cuchillo?. Las películas nos enseñan que la gente se apartaría asustada, alguien gritaría “cuidado, tiene un cuchillo”, otro llamaría a la policía… y quizás, si la peli es americana, alguien se haría el héroe y se enfrentaría al asesino, dando el tiempo suficiente para que llegue la policía y detengan al perturbado.

Pero esto es en las películas. La vida real es bastante más complicada.

A continuación veréis el montaje de lo que las cámaras de Metro de Madrid grabaron sobre el asesinat0 de Carlos Palomino. Comento después.

La palabra “escalofriante” se queda corta para la sensación que deja en el cuerpo. Impresiona la frialdad con la que el asesino saca la navaja delante de todo el mundo, impresiona la rapidez con la que agrede a Carlos y le saca del vagón… impresiona saber que Carlos ya estaba muerto entonces, aunque él no lo sabía.

Pero también hay muchos detalles que me parecen dignos de anotar y analizar. Veamos.

– Hay varios pasajeros que ven la navaja en la mano del asesino y no dicen ni mu. Alguno se limita a apartarse, pero nadie avisa ni señala ni nada de nada.

– Inmediatamente después de la agresión todos se quedan mirando sin intervenir, incluso los compañeros de Carlos. Posiblemente sea por que no han visto nada, posiblemente por la actitud sobrada y violenta del asesino, el caso es que nadie mueve un dedo durante los primeros minutos.

– El asesino se mueve por todo el vagón sin ningún problema, hasta que unos cuantos llegan por detrás y desde lejos y le arrojan ¿una lata de cerveza?. Parece que estuvieran jaleando a un toro y amagando con salir al burladero a cada paso que el asesino da hacia ellos.

– La conductora del tren entra y echa a un lado a uno de los que tiran cosas al asesino, pero no interviene. Comunica por el walkie lo que está pasando.

– Aparece de la nada un señor alto, con bigote y gafas, y respalda a la conductora del tren. Luego parece que le cuentan qué ha pasado y hace mutis.

– En el exterior del vagón hay un montón de gente mirando, o esperando al asesino, o las dos cosas. Curiosamente la gente de los vagones más alejados simplemente se van de la estación.

– Aparece un “héroe” que consigue llegar al asesino por detrás. Lamentablemente éste le ve a tiempo y le da una puñalada, dejándolo malherido. Luego se le ve apoyado en otro chico, saliendo de la estación.

– Aparece otro “héroe” encapuchado, que retrocede ante las embestidas del asesino. Hay un montón de compañeros más detrás del encapuchado, pero se limitan a esconderse, a jalear y a lanzar algún golpe aislado ocasional.

– A alguien se le ocurre la brillante idea de utilizar un extintor para llenar el vagón de polvo y sacar al asesino del tren. Lo digo en serio, me parece una idea brillantísima, me la apunto completamente.

– Un montón de gente sale corriendo tras el asesino, siguiéndole muy de cerca y esquivando a varios mirones. Sin embargo no parece que tuvieran mucho interés en cogerle realmente, ya que el asesino llega a los tornos y los pasa sin problemas. Seguramente frenó para pasarlos, y la turba tendría que haberlo pillado allí, a menos que se volviera y los amenazara con la navaja que se ve que aún enarbola. Sin embargo nadie le sigue de cerca tras los tornos.

– Pasan tres minutos desde la primera agresión hasta que el asesino sale huyendo de la estación.

– Si nos fiamos de la hora de las cámaras (que da saltos inexplicables a veces) un equipo de emergencias, seguidos de los primeros policías que se ven en toda la grabación, aparece en la estación a los ocho minutos exactos de producirse la primera agresión, y cinco minutos después de que el asesino huyera.

¿Revelan algo estos detalles sobre las psiques del cazador y el rebaño, sobre los valores que imperan en esta época en comparación con los de otra pasada? Seguramente. Sin embargo no voy a profundizar en ello. Solamente diré que había que haber estado allí para juzgar. Y que aun no habiendo estado allí, verlo permite tomar nota por si acaso acabas envuelto en una cosa así. Y también para recrear de una forma mucho más realista una situación similar en un juego de rol.

Y si este artículo os resulta una banalización de un tema muy serio, mis más sinceras disculpas, pero este es un blog de rol y de superhéroes. Sabíais a lo que veníais.

Una respuesta a “Reacciones

  1. Existen bastante estudios criminológicos sobre cómo reaccionan las personas ante la comisión de delitos donde hay violencia en las cosas o en las personas, si te interesa puedo recomendarte alguno.

    A mí me gusta contar un experimento que se ha venido repitiendo desde los años 70 cuando se inició en varios países y con el mismo resultado: se ata a una mujer a un árbol y similar, se la amordaza y se espera a ver cuánta gente la ve y no interviene. Y el número resulta bastante elevado.

    En general, tenemos miedo a intervenir para evitar salir heridos (pura táctica de supervivencia) y aplicamos el “Si no lo veo, no pasa nada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s