La vuelta

Bueno, pues ya estamos aquí, de vuelta de vacaciones… disculpad que en estos primeros días de septiembre no haya escrito nada, pero la vuelta al curro está siendo más dura que de costumbre.

En fin. Al final la estancia en Galicia no fue tan aburrida como lo preveía. Sólo estuvimos nueve días pero han sido bastante intensos comparados con otros años: excursiones a Bayona, Islas Cíes, Vigo y Ponteareas, los dichosos incendios, etc etc. Todo esto provocó que sólo jugáramos una (1) sesión… pero tan corta que ni siquiera llegamos al momento en que los PJs adquirieran sus poderes. Snif.

No obstante hay que decir que yo disfruté y al parecer mis jugadores también, por lo que al menos cumplimos el primer mandamiento de los Directores de Juego: Diviérteles y diviértete. Además, aunque la sesión fue cortita ha resultado muy provechosa por la cantidad de lecciones que he podido extraer. Por una parte esto está bien, pero por otra parte me deprime… está claro que mis habilidades como máster se han oxidado con el tiempo. Tengo que hacer algo para darles de nuevo algo de lustre.

La sesión en sí empezó bastante bien. Tenía tres jugadores delante, dos chicas y un chico, a los cuales anuncié que la partida iba a ser de superhéroes en España y qué pasaría con ellos si surgieran en la actualidad. La verdad es que estaban bastante intrigados. Les dije que íbamos a comenzar la partida con personas normales que durante la sesión iban a adquirir poderes, y lo primero que les pregunté es qué dos poderes les gustaría tener. Así, sin más, sin dejarles ninguna tabla de referencia ni nada. Tal vez os puedan parecer muy pocos, sobre todo si los comparamos con los personajes clásicos: Spiderman tendría Superfuerza, Superagilidad, Adeherencia, Emisión de telarañas y una especie de precognición (el Sentido del Peligro, por ejemplo), Lobezno Superfuerza, Superconstitución y Superpercepción (olfato) y eso sin contar la armadura y las garras de adamantium… Sin embargo se pueden hacer buenos combos con sólo dos superpoderes, y así empezamos con un mínimo de complicación y sin que haya personajes desde el principio muy desproporcionados. Tiempo habrá luego de añadirles más poderes si vemos que es necesario.

La verdad es que las elecciones que hicieron me dejaron bastante desconcertado, sobre todo al principio. Por ejemplo, Nevoe eligió Volar y Telepatía. ¿Ein? A priori no parece que se le pueda sacar mucho partido a este par de poderes, porque para realizar la lectura de pensamiento hay que concentrarse sin poder realizar ninguna otra acción… claro que eso es lo que dicen las reglas, pero yo estaba dispuesto a ser más flexible si lo que tenía en mente Nevoe era otra cosa.

Las otras elecciones tenían algo más de sentido: Sergio eligió Superfuerza y Superinteligencia, una combinación algo extraña…

Noe pilló Invisibilidad y Dominación Mental. Ésta sí que era una combinación verdaderamente potente… volverte invisible, darte la vuelta y crear el caos en el grupo de malosos que te persiguen. Si la jugadora lo hacía bien me iba a obligar a pensar contramedidas especiales, porque en el mundo real alguien con esos poderes sería muy, pero que muy efectivo. Aun teniendo ambos rango bajo.

Doy gracias a que sólo hubo dos superpoderes que modificaran las características… Y es que la mayor parte de la sesión consistió en rellenar la puñetera hoja de personaje. Muchos diréis que ese es uno de los encantos del rol, porque permite crear un personaje a medida de los deseos del jugador, y no seré yo quien os quite la razón, desde luego. De lo que me quejo es de la cantidad de datitos que hay que rellenar, y eso, al principio de una partida con personas que no conocen el rol, puede ser desastroso. Al principio, con las características principales, el tema fue divertido porque opté por una de las alternativas que planteábamos anteriormente en este blog, la de tratar de reflejarse cada uno a sí mismo en términos de juego. Y funcionó: acusaciones de no ser realista, intentos de convencerse mutuamente de exageraciones, etc etc. No me esperaba que fuera tan bien, desde luego.

Ups, se me echa el tiempo encima. Continúo más tarde.

3 Respuestas a “La vuelta

  1. Hombre de pocas palabras si señor🙂
    15 septiembre 14:08

  2. Maldito, maldito, maldito msn….

    BTW: Joer, qué atento estás!!! ;-p
    15 septiembre 17:41

  3. No quería confesarlo pero es que use uno de mis superpoderes, ya sabes telepatía. En cuanto detecté tu pensamiento (“la he cagao con el puto msn” :D)

    Por otro lado, ya te tardas en terminar no? porque no se te hace tarde, se te hace prehistorico jajaja, venga que nos vemos este domingo chaval (te acuerdas no?)
    20 septiembre 11:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s